fbpx

Ser -Humano -Superación

SER – HUMANO  –  Superación

Esta exposición está fundada en la Antropología Energética, nueva materia de estudio creada por José Tomás Zeberio y Dorotea Büttner de Zeberio. En ella se exponen estudios, investigaciones y descubrimientos que están publicados en libros como “Las Leyes Cósmicas y la Evolución Consciente”, tomos I y II, “Ciclo Vital de la Energética humana” y otros varios.

 

Para llegar a lo que hoy somos como seres humanos, tuvieron que pasar muchos miles y miles de años de adquisición paulatina de información y conocimientos; procesos que aportaron movimientos y transformaciones continuas.

La acumulación de ellos ha dado como resultado la búsqueda de más información y más y más conocimientos, que fueron cambiando y perfeccionando nuestra forma de vivir y de interpretar los PORQUE, y los PARA QUE, preguntas que siempre hemos tratado de dilucidar. Explicaciones que infinidad de veces tuvieron que ser reemplazadas por otras superiores.

Hoy seguimos buscando los PORQUE y los PARA QUE, igual que antaño, porque el hombre en su deseo de saber y en su inquietud, sigue adelante en su exploración, afinando una búsqueda progresiva hacia la verdad.

Esa búsqueda ha dado como resultado la evolución del Ser Humano, que gradualmente amplifica su potencial y sabiduría.

Llegado a este punto, deducimos que el potencial que vamos adquiriendo, no es un obsequio, ni es un don que “alguien” otorga. El potencial se conquista en el accionar, procediendo con la inteligencia que se posee, aplicando conocimientos y obteniendo  nuevas experiencias.

Equivocarse muchas veces no es negativo, porque ello indica que se está en acción, en duda y ello conduce a rectificaciones basadas en experiencias que nos acercan a lo que buscamos.

René Descartes en 1636 nos decía ¨PIENSO, luego EXISTO¨; la mente se reconocía a sí mismo.   Trescientos cuarenta años después, en 1976 José Tomás Zeberio agrego: “Primero ESTOY, luego PIENSO, luego EXISTO, después SOY¨.  Esto marca todo un proceso de reconocimiento evolutivo, del cuerpo, la mente y el espíritu.

Y ello sucede a través de un eslabonamiento continuo de ciclos de vidas, accionados meritoriamente, y que convergen matemáticamente en la adquisición de sabiduría en el Ser Humano.

Deducimos que, de este desarrollo natural, surge una ley matemática, lógica, que aparentemente es dura pero tremendamente justa.   El Ser Humano evoluciona si suma en el transcurso de sucesivos ciclos de vidas.  ¿Y qué significa sumar ? Sumar significa acrecentar, en cada ciclo, el potencial que trae y si es posible duplicarlo.

Uno “ES” lo que conquistó, lo que acumuló.  No hay regalo, no hay indulgencias o componendas. Hay esfuerzo, hay dedicación, hay mérito, hay JUSTICIA. De esta forma “Soy merecedor de lo que soy”.

¿Cómo lo logramos?

Valorando cada instante de nuestra existencia, con un desempeño inteligente en cualquier actividad y en cualquier lugar, tendiendo a conquistar un estado de conciencia permanente; pero este desempeño y accionar tiene un tamiz, un filtro que es LA MORAL. No sirve ni suma, si el movimiento se lo realiza especulando, o por vanidad, soberbia o envidia.

El Ser Humano posee una estructura energética y su núcleo es una “caja de valores” donde graba y guarda todo su accionar positivo, y esas acciones quedan talladas si tienen el brillo de la integridad que otorga la vibración que permite traspasar el filtro de la Moral.

La humanidad suele confundirse al creer que este proceso se realiza a través del espíritu y ello en la historia llevó a algunas religiones, y hasta hoy inclusive, a “flagelar” al cuerpo, argumentando que es el que induce al mal o al pecado.  Hoy al conocer detalladamente cómo funcionan las estructuras de un cuerpo biológico y sus codificaciones psicológicas más las estructuras incorpóreas de la mente/espíritu, vemos claramente que es el cuerpo con su accionar es el que escribe en esa caja de valores el potencial evolutivo del Ser Humano, inducido por la mente-espíritu.

José Tomás Zeberio a través de sus estudios e investigaciones afirma:

“Es más importante la evolución de la materia que la evolución del espíritu en la vida de subsistencia”

¿Por qué?

“Porque da al cuerpo cierta plasticidad, permitiendo a la mente introducirse en él y conducir su propia evolución, la evolución Cuerpo-Mente. La mente que es cósmica es muy rápida, comprende casi al instante, en cambio el cuerpo es lento, hay que convencerlo, con pensamientos y acciones, se toma su tiempo, tarda en comprender.  Por lo explicado entonces, podemos afirmar que se evoluciona a través del cuerpo.

Una de las reglas más eficaces en el deseo de avanzar y evolucionar, es darle valor al HOY, al instante de cada día y respetar por sobre todo nuestros valores y los del prójimo.

El Maestro Om Sam Liu nos dice:      Actuar con pureza, “Embelleciendo lo que se toca”

 

Ruán – arq. José Luis Porta

 

 

 

Abrir chat
Hola, ¿ en que podemos ayudarte ?
Hola, ¿ te interesaría conocer esta nueva materia : Antropología Energética ?