fbpx

Existen otros Arcoíris, reflejo del original

Existen otros Arcoíris, reflejo del original

      “Mira Júpiter, para que el ser humano tenga la inteligencia, la ubicación y comprenda lo que significa la solidez y la unión de una Obra, voy a mostrarles algo que tendrán que comprender. Presten atención. Observarán que  por fuera de la Tierra y una vez que la atmosfera que la  recubre se encuentre limpia, formaré una gran banda magnética. Sólida y etérea al mismo tiempo, y en ella van a observar siete energías de distintos colores y entre todos estos colores se integrará esa gran banda magnética la cual será para una función mía. El ser de cada color ocupa un solo sector pero es imprescindible para que se forme esa gran banda magnética. El ser humano, cuando comprenda mi idea tal vez se ubique y pueda unirse a la gran banda magnética terrestre con su color mental y ocupar una determinada franja respetando las otras franjas y formar una sola banda magnética. Será entonces que la formación del Arco Iris habrá servido de ejemplo donde comprenderán que los diferentes colores solo tendrán valor de equipo si cada ser humano mantiene su ubicación y las energías que los cubrirán serán iguales para todos, y si todos accionan para dar lo mejor de sí mismos y sus franjas más cercanas a él se iluminan mejor, será entonces, cuando yo vea que se formó la unión de todos los colores, que podré ponerme más cerca de ellos.” (Textual de un dialogo entre el Dios Creador y el Planeta Júpiter, extraído del libro  … Y el Mundo Continuó! por J. Tomás Zeberio y Dorotea Büttner-Zeberio, pág. 33)(sic)

       “Si, Júpiter el Arco Iris en mi plataforma de enlace. Cuando la sustancia que se forma en la atmósfera cubre la zona que mira hacia el planeta, se disipan sus colores y son distinguidos por los seres vivientes y cada color coincide con los colores que poseen las piedras que Yo utilizo.”(sic) (el Creador a  Júpiter  en el libro …Y el Mundo Continuó, pág. 46)

 

Fig 17.1 El espectro electromagnético

 

 

Fisicoquímica de Peter W. Atkins pág. 495

 

 

“Cuando un electrón salta de una órbita superior a una menor, produce fotones que disponen una energía entre 1,6 y 3,45 electrón-volts, distinguibles por el  ojo humano. Los cuantos que se encuentran dentro de este espectro son lo que se conoce como luz visible.

Los cuántos de menor emisión, o sea entre 1,6 hasta 1,97 electrón-volts  se ven  de color rojo; aquellos entre 1,97 hasta 2,1 electrón-volts se ven naranja; entre 2,1 hasta 2,15 eV como amarillo; entre 2,15 hasta 2,5 eV se ven de color verde, y los que se ven de color azul  se hallan desde 2,5 y 2,7 eV. Aquellos que se sitúan entre 2,7  hasta 2,85 eV son de color índigo*; mientras que los más ricos en electrón-volts se ven de color violeta.”(sic) (Die-Urkafte der Nature de F. Katscher, pag 260 (Las Propias Fuerzas de la Naturaleza, extracto traducido por Dorotea Büttner-Zeberio)

*El índigo es una planta de la India que se usó antiguamente para proporcionar el color azul.

 

 

Tabla 18.1 Color, frecuencia y energía de la luz

 

Fisicoquímica, Peter W. Atkins, Pág. 528

Idea y Composición: Dorotea Büttner-Zeberio

 

 

 

Antropología

Antropología Energética

 

Abrir chat
Hola, ¿ en que podemos ayudarte ?
Hola, ¿ te interesaría conocer esta nueva materia : Antropología Energética ?