fbpx

Nuevas enfermedades en el planeta

“¿Cómo es que cada vez con más frecuencia aparecen enfermedades en el planeta? ¿De dónde salen, cómo se producen?”

 

El Prof. J.Tomás Zeberio en su libro . . .  Y el Mundo Continuó! , en la página 32 contesta estas preguntas en un diálogo entre el Creador, Maes y sus discípulos y colaboradores.

“Gabriel, que hasta ese momento había permanecido callado se dirigió al Gran Maestro:

-Si Tu quieres contestarme y si estoy preparado para ello, te preguntaría: ¿Cómo es que cada vez con más frecuencia aparecen enfermedades en el planeta? ¿De dónde sale, cómo se producen?

 

Maes intervino para solicitar permiso al Maestro para hablar. – Si me permites, Maestro, yo le puedo aclarar algo a Gabriel, algo que observé cuando estuve en la Tierra. (El Maestro asintió con un gesto de aprobación) y Maes prosiguió.

. . . Resulta que hay muchas enfermedades que se forman en ciertos sectores corpóreos; se encapsulan y allí viven como parásitos. Salen de ese encapsulamiento para ir comiendo los tejidos circundantes sanos pero así destruyen los sectores biológicos hasta romper la armonía del cuerpo. Luego de producirse la muerte de dicho cuerpo, este se va descomponiendo por ley natural, en cambio la enfermedad de por sí, es decir los parásitos, se mantienen en un estado de vida latente. Al principio los habitantes cremaban a sus muertos y no pasaba nada grave. Pero en las dos últimas veces que fui a Tierra, ya no cremaban a sus muertos sino que, no alcancé a comprender, los guardaban en cofres  quizá en la idea que no se iban a descomponer y ese fue el gran error de la humanidad. Existen muchas enfermedades que se producen al romperse ese encapsulamiento contenedor de parásitos y estos, al no tener de qué alimentarse comienzan a descomponerse casi al año después de la muerte corpórea. Luego todas esas células parasitarias enfermas pasan a deambular en la troposfera o sea la atmósfera más cercana al elemento tierra, donde se adhieren a los cúmulos en su descenso para encarnar. Y es allí donde ya van portando todas las células enfermas al nuevo ser que nacerá. Porque en cada célula queda grabada la codificación personal de esa enfermedad. 

El Gran Maestro, con amplia satisfacción: – Muy bien, pero muy bien Maes . . . ( y dirigiéndose a  Gabriel ) Por esa razón tendrá que crearse una ley que obligue la cremación, no solamente útil para purificar los cadáveres sino también para salvaguardar la salud de las nuevas generaciones. 

Gabriel, algo perplejo contestó: -Tendrán que ver la realidad y comprender lo que Tú indicas. Gracias Maestro, gracias Maes . . . “(sic) 

 . . . Y el Mundo Continuó! de J.Tomás Zeberio y Dorotea Buttner-Zeberio, (2008) pág. 32.

Abrir chat
Hola, ¿ en que podemos ayudarte ?
Hola, ¿ te interesaría conocer esta nueva materia : Antropología Energética ?